Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Create an account
Social title :    Mr.  Mrs.
(E.g.: 05/31/1970)

Tienda online FARO DEL PESCADOR - Santoña

DATOS E HISTORIA DE LA EMPRESA FARO DEL PESCADOR (Anchoas de Santoña)

Conservas “Faro del Pescador” tiene origen en la santoñesa familia Ruiz Trueba en el año 1975, desarrollando su actividad en una pequeña lonja comercial en el centro del municipio de Santoña en Cantabria.

Hoy en día, cuarenta y cinco años después, somos ya la tercera generación de la familia la que llevamos las riendas del negocio, elaborando artesanalmente las semiconservas de anchoa del Cantábrico tal y como lo hacían nuestros generaciones de abuelos: con una materia prima de primerísima calidad, trabajamos exclusivamente anchoas del Cantábrico; con una elaboración limitada, para asegurar la excelencia del producto final; y artesanalmente, limpiando, fileteando, sobando y envasando las anchoas a mano, una a una, con todo el mimo y el cariño que nos transmitieron nuestros mayores con el fin de obtener un producto totalmente diferenciador.

La anchoa del Cantábrico es un pez pequeño (su talla es de 9 a 15 cm) que pertenece a la familia Engraudilae, y recibe indistintamente el nombre de anchoa, boquerón, bocarte, anchoveta, anchoílla… según la zona en la que estemos y la elaboración de la que sea su origen. Es una especie pelágica que vive entre dos aguas, en grandes bancos y con una vida muy corta. En el Cantábrico, nuestros barcos la pescan en los meses de primavera con artes tradicionales de cerco. Cuando la anchoa se acerca en grandes bancos a desovar en la costa (de ahí la expresión “costera de la anchoa”), los pesqueros rodean el cardumen dejando caer al mar las redes. Cerrado el cerco y la red por su parte inferior para impedir que escapen los peces, la pesca se monta viva a bordo del barco mediante el zalabardo. Es un sistema de pesca sostenible y respetuoso con el medio ambiente, tratamos de cuidar nuestro producto en origen con el máximo cariño posible.

Ofrecemos una  gama de semiconservas y conservas en aceite de oliva: anchoas de Santoña y bonito del Norte , en diversos formatos y tamaños.

Elaboración artesanal de la Anchoa de Santoña

Pescada la anchoa en los puertos del Cantábrico, se  envía inmediatamente a nuestro obrador artesanal. A su llegada, la primera labor es verter las anchoas en unas tinas (los depósitos) con salmuera, donde permanecerán un mínimo de cuatro horas. Pasado este tiempo, las anchoas se extraen de la salmuera y se descabezan y evisceran (el desbolle) manualmente, con una buena actividad de torsión.

Después se procede al empacado, donde la anchoa se introduce en barriles en camadas (capas) con sal marina. Allí permanecerán “curándose” un mínimo de ocho meses, para que adquieran las características deseadas de sabor, aroma, color y textura, sabores increíbles.

Una vez llegado aquí, a cada anchoa se le retira la espina central y se corta longitudinalmente, separándola en dos mitades para obtener cada uno de los filetes que se envasarán a mano cuidando todo al más mínimo detalle, bien en frascos de cristal, bien en octavillos y panderetas metálicas, cubriéndolas en los envases con el mejor aceite de oliva de la marca Urzante.

La calidad de todo el proceso está avalada por la empresa Labyc, Laboratorios del Cantábrico la cual nos certifica la calidad de nuestro producto.

¿Dónde comprar anchoas de Santoña de Conservas Faro del Pescador?

En la tienda online Sabia.es podrás encontrar las mejores ofertas en anchoas de Santoña de Conservas Faro del Pescador

Ver más Cerrar

DATOS E HISTORIA DE LA EMPRESA FARO DEL PESCADOR (Anchoas de Santoña)

Conservas “Faro del Pescador” tiene origen en la santoñesa familia Ruiz Trueba en el año 1975, desarrollando su actividad en una pequeña lonja comercial en el centro del municipio de Santoña en Cantabria.

Hoy en día, cuarenta y cinco años después, somos ya la tercera generación de la familia la que llevamos las riendas del negocio, elaborando artesanalmente las semiconservas de anchoa del Cantábrico tal y como lo hacían nuestros generaciones de abuelos: con una materia prima de primerísima calidad, trabajamos exclusivamente anchoas del Cantábrico; con una elaboración limitada, para asegurar la excelencia del producto final; y artesanalmente, limpiando, fileteando, sobando y envasando las anchoas a mano, una a una, con todo el mimo y el cariño que nos transmitieron nuestros mayores con el fin de obtener un producto totalmente diferenciador.

La anchoa del Cantábrico es un pez pequeño (su talla es de 9 a 15 cm) que pertenece a la familia Engraudilae, y recibe indistintamente el nombre de anchoa, boquerón, bocarte, anchoveta, anchoílla… según la zona en la que estemos y la elaboración de la que sea su origen. Es una especie pelágica que vive entre dos aguas, en grandes bancos y con una vida muy corta. En el Cantábrico, nuestros barcos la pescan en los meses de primavera con artes tradicionales de cerco. Cuando la anchoa se acerca en grandes bancos a desovar en la costa (de ahí la expresión “costera de la anchoa”), los pesqueros rodean el cardumen dejando caer al mar las redes. Cerrado el cerco y la red por su parte inferior para impedir que escapen los peces, la pesca se monta viva a bordo del barco mediante el zalabardo. Es un sistema de pesca sostenible y respetuoso con el medio ambiente, tratamos de cuidar nuestro producto en origen con el máximo cariño posible.

Ofrecemos una  gama de semiconservas y conservas en aceite de oliva: anchoas de Santoña y bonito del Norte , en diversos formatos y tamaños.

Elaboración artesanal de la Anchoa de Santoña

Pescada la anchoa en los puertos del Cantábrico, se  envía inmediatamente a nuestro obrador artesanal. A su llegada, la primera labor es verter las anchoas en unas tinas (los depósitos) con salmuera, donde permanecerán un mínimo de cuatro horas. Pasado este tiempo, las anchoas se extraen de la salmuera y se descabezan y evisceran (el desbolle) manualmente, con una buena actividad de torsión.

Después se procede al empacado, donde la anchoa se introduce en barriles en camadas (capas) con sal marina. Allí permanecerán “curándose” un mínimo de ocho meses, para que adquieran las características deseadas de sabor, aroma, color y textura, sabores increíbles.

Una vez llegado aquí, a cada anchoa se le retira la espina central y se corta longitudinalmente, separándola en dos mitades para obtener cada uno de los filetes que se envasarán a mano cuidando todo al más mínimo detalle, bien en frascos de cristal, bien en octavillos y panderetas metálicas, cubriéndolas en los envases con el mejor aceite de oliva de la marca Urzante.

La calidad de todo el proceso está avalada por la empresa Labyc, Laboratorios del Cantábrico la cual nos certifica la calidad de nuestro producto.

¿Dónde comprar anchoas de Santoña de Conservas Faro del Pescador?

En la tienda online Sabia.es podrás encontrar las mejores ofertas en anchoas de Santoña de Conservas Faro del Pescador

Categorías de productos:
Gastos de envío 11 €
Envío gratis a partir de 100 €
Plazo de envío 48 horas (Península).
Pulsa para obtener + info de envío

Productos de FARO DEL PESCADOR - Santoña

Menú

Regístrate o inicia sesión para añadir este producto a tu lista de favoritos.

Registrarse